Qué es mejor: Windows o Linux

13/Apr/2014 | Eder

Inicio » Redacciones » Opiniones » Qué es mejor: Windows o Linux

En este artículo quiero expresar mi opinión ante el eterno debate que llena de cientos de mensajes los foros de discusión: ¿qué es mejor: Windows o Linux? Evidentemente no es un tema que esté de moda pero sin duda es algo que provoca fuertes peleas con muchas personas conservadoras de alguna ideología computacionalmente moderna.

Como te podrás dar cuenta a lo largo de las siguientes líneas, hablaré exclusivamente respecto a mi experiencia con ambos sistemas y la gran cantidad de información que he leído desde hace muchos años en la Web, la cual he acoplado a mi manera y descartado aquella que puede ser poco útil en este debate.

Primero hay que decir que Windows y Linux son como cualquier cosa: ambos tienen virtudes y defectos que los han hecho tal y como son al día de hoy, esto asociado directamente con la popularidad que cada uno de ellos tiene en diversos sectores de la sociedad; hasta este punto también debería considerar a Mac OS como otra parte del debate, sin embargo mi experiencia con este sistema ha sido casi nula por lo que me veo obligado a excluirlo.

Lo que hasta ahora no termino de entender es el por qué genera tanta polémica escoger uno de otro si al final eso se reduce a gustos y necesidades personales…bueno, creo ya lo entiendo, precisamente al ser como cualquier otra cosa entonces son esas preferencias de los usuarios las que provocan enormes líos entre ellos, así como sucede con la buena música y el reguetón, Justin Bieber o Katy Perry, PC o Mac, Android o iOS, Estados Unidos o Rusia, etcétera, etcétera.

Ventajas y desventajas de Windows

A continuación listaré las ventajas y desventajas de Windows más elementales que son precisamente foco de discusión en el eterno debate.

Ventajas

  • Popularidad: hay que reconocer que la gran mayoría de los ordenadores tiene una versión de Windows instalada, razón por las que la gran mayoría de las personas que sabe poco de computadoras prefiere Windows ya que fue con este sistema que se iniciaron y por el que saben moverse.
  • Facilidad de uso: como ya lo decía, mucha gente aprendió a utilizar una computadora gracias a que tenía Windows y dificilmente se preocupan de solucionar sus problemas comunes mediante la consola de comandos.
  • Soporte: ante casi cualquier problema con una computadora con Windows siempre habrá alguien que nos ayude a solucionar el problema, sea un amigo experto en computación, un técnico de computadoras o inclusive una sencilla búsqueda en la Web o mediante sitios de Q&A (preguntas y respuestas).
  • Interfaz: de acuerdo al primer punto, es la interfaz lo que lo hace relativamente fácil de utilizar ya que la gente se acostumbra a las clásicas ventanas azules del difunto XP o a las agradables transparencias en los bordes de las ventanas de Windows 7.
  • Gran cantidad de software: al día de hoy existen infinidad de programas para casi cualquier cosa, donde la mayoría de ellos tienen versiones para Windows.
  • Videojuegos: la gran mayoría de los videojuegos, al igual que el software, están escritos para Windows porque hacen uso de las complejas herramientas que el sistema operativo les ofrece para generar esos impresionantes gráficos y combinarlos con sonidos junto a interacciones del usuario (pulsar teclas, desplazar el mouse, oprimir botones de un control externo, etc.)
  • Compatibilidad: en teoría se supone que todo el hardware es compatible con Windows ya que casi todas las empresas que los construyen tienen acuerdos con Microsoft para hacer que sean compatibles con dicho sistema.
  • Facilidad de configuración: la gente por lo general no se preocupa mucho por configurar a fondo su sistema y simplemente se limita a dar un par de clicks para cambiar el fondo del escritorio, mientras otros profundizan e instalan un par de herramientas más para configurarlo, pero es raro quien configure complejos archivos para tener su Windows a punto.

Desventajas

  • Costos: las licencias originales de productos de Microsoft pueden ser bastante caras en países tercermundistas debido a sus malas situaciones económicas y sociales, por lo que no cualquiera tiene el lujo de comprar o actualizar a una nueva versión del sistema pagando más; esto se suma a la costumbre popular en que la gente quiere todo gratis.
  • Seguridad: los sistemas Windows son famosos por sus frecuentes fallos de seguridad que eventualmente pueden provocar fuertes pérdidas de información o cosas más delicadas.
  • Virus y amenazas informáticas: relacionado al punto anterior, debido a su popularidad y fallos es motivo para que los usuarios con malas intenciones programen virus y algunas otras herramientas para provocar daños en el sistema.
  • Código cerrado: debido a que Windows es un producto comercial entonces su código fuente solamente lo conocen algunos empleados de Microsoft, por lo que solamente ellos saben qué tantas cosas ocultas hace nuestro sistema Windows sin que nosotros lo sepamos, por ejemplo enviar información confidencial a agencias de seguridad del gobierno estadounidense (cosa ya confirmada).
  • No hay un control absoluto de todo el sistema: tal vez esto sea algo que les interese a aquellos que conocen de computación y les gusta tener todo bajo control, por lo que nos podemos dar cuenta que no es posible lograr esto sin pasar horas frente al ordenador y con ayuda de programas externos; y aún así no siempre quedamos satisfechos.
  • Inestabilidad: muchos nos hemos dado cuenta que Windows se vuelve más inestable, más lento y desesperante conforme pasa el tiempo, por lo que en cierto momento se vuelve menester la reinstalación completa del sistema y todos nuestros programas junto a sus configuraciones. Hay incluso quienes dicen que Windows está diseñado para comportarse así.

Windows

Ventajas y desventajas de Linux

Ahora toca el turno de hablar sobre las ventajas y desventajas de Linux.

Ventajas

  • Diversidad: este sistema como tal tiene una gran cantidad de versiones (distros) enfocadas a distintos usuarios, hay para músicos, diseñadores, programadores, administradores de sistemas y otros; de la misma manera unas son más fáciles de utilizar y configurar que otras, pero todas se basan en el mismo núcleo (kernel) aunque con diferentes filosofías que las hace únicas.
  • Comunidad: la comunidad de Linux es muy activa en todo Internet (no solamente en la Web) ya que puede encontrársele en foros, salas de chat, comunidades virtuales, entre otros, y por lo general basta con algunas búsquedas en Google para darle solución a un problema en específico o preguntar directamente.
  • Documentación: en cuanto al sistema y software relacionado se puede consultar muchísima información de manera sencilla, lo que en lenguaje común nosotros llamaríamos “manuales de usuario”.
  • Seguridad: el sistema en sí es muy confiable ya que está diseñado para ser mucho más eficiente que Windows a la vez que seguro, ya que trabaja por privilegios y además de ser bastante estable, sus errores detectados son corregidos de manera más rápida que con Windows gracias a su enorme comunidad de programadores y especialistas. En cuanto a los virus, es prácticamente imposible que un virus hecho para Windows pueda afectar a Linux, y a pesar que existen virus para Linux es muy difícil que estos dañen seriamente el sistema a menos que el usuario le conceda permiso de destruir todo.
  • Software libre: cualquiera puede tener acceso al código fuente del sistema y hacerle modificaciones (suponiendo que sabe lo que hace y siempre que respete las licencias de distribución), por lo que le da mucha más confianza al sistema en sí para checar que no haga “cosas raras”. De la misma forma los usuarios pueden hacer colaboraciones, lo que lo ha llevado a añadir características que quizás antes no tenía bien desarrolladas así como mejorar las ya existentes.
  • Costos: Linux es gratis, pero no solamente eso, también cualquiera tiene acceso al código fuente tal y como lo describía en el punto anterior. En cuanto al resto de su software también es gratis o al menos tiene costos mucho más accesibles.
  • Capacidad de personalización: es sin duda uno de los fuertes de Linux, es posible tener prácticamente el control de todo nuestro sistema si así lo deseamos.
  • Diversidad de software: tal vez no tenga demasiado software como Windows, pero al día de hoy la cantidad de software para Linux ha crecido bastante y lo mejor del caso es que muchos de ellos son software libre, por lo que su comunidad también puede añadirle y mejorarle características así como estar al pendiente de sus fallos para corregirlos rápidamente.
  • Fomentar el uso de licencias de distribución: hay varias licencias para distribuir software libre, mientras unas obligan al usuario a compartir los cambios que ha hecho, otras dejan que el usuario haga cambios e inclusive pueda obtener beneficios económicos con sus modificaciones y quizás sin necesidad de compartirlas.
  • Fomentar distintas filosofías: cada distro Linux tiene una filosofía propia y cada una de ellas puede tener varias versiones derivadas que comparten su misma filosofía. Por ejemplo en ArchLinux se tiene mucho la filosofía KISS (Keep It Simple, Stupid) la cual busca tener todo lo más sencillo posible, ya que lo sencillo es más fácil de mantener bajo control y además es más lindo.
En los puntos anteriores utilicé la palabra “versión” para referirme a “distro” con el motivo de no confundir al usuario que aún no entiende mucho del tema. En realidad “versión” hace referencia a un producto mejorado mientras que “distro” es el sistema que incluye tanto al núcleo (kernel) Linux así como un puñado de herramientas adicionales tales como editores de texto, entornos de escritorio, navegadores y algunos otras aplicaciones esenciales de acuerdo al usuario al que va dirigido.

Desventajas

  • Popularidad: Linux no es tan popular como lo es Windows y la gente por lo general tiende a verlo como un bicho raro porque a primera vista parece muy difícil, sin embargo puedo asegurar que no es así.
  • Interfaz: es cuestión de gustos, pero hay quienes dicen que Linux no tiene muy bonitos elementos visuales, cosa que también es mentira, sin embargo con un poco de esfuerzo y creatividad visual se puede lograr tener algo visualmente muy llamativo e inclusive con efectos y decoraciones en las ventanas bastante asombrosas.
  • Facilidad de uso: el sistema no es precisamente famoso por su facilidad de instalación y configuración, pero al día de hoy existen distros como Ubuntu que hacen que las instalaciones se vuelvan cada vez más fáciles para usuarios novatos. Por supuesto las distros más complejas como ArchLinux o Gentoo siguen estando allí para expertos y curiosos autodidactas.
  • Compatibilidad: al día de hoy el kernel Linux ha crecido considerablemente como para soportar la gran mayoría del hardware existente, sin embargo aún existen fallos en algunos de ellos o no son soportados por completo, aunque por suerte hay algunas empresas fabricantes que también ofrecen drivers para Linux de sus productos.
  • Software y videojuegos: como ya lo mencioné, la cantidad de software es menor que en Windows y algunos todavía no cubren por completo las características del software pago, como el caso de Microsoft Office y las alternativas como LibreOffice que eventualmente fallan al formatear un documento complejo. En el caso de los videojuegos tampoco hay muchas alternativas a los pesadísimos Crysis 3, Battlefield 4 y muchos otros, aunque para nuestra buena suerte hay proyectos como SteamOS que buscan la manera de correr esos juegos de Windows en Linux de manera nativa para aprovechar al máximo nuestro hardware.
  • Fanboys: algo que desespera a la gente son los fanáticos a muerte de algo, y en Linux no es la excepción, sin embargo en general los usuarios de Linux tienden a ser más abiertos que los de Windows y más respetuosos; pero creo que este punto es bastante trivial.

Linux

Conclusiones

Después de haber escrito bastantes puntos principales por los que la gente tiende a pelear mucho a la hora de escoger uno u otro sistema voy a dar brevemente mi conclusión final.

Windows es mejor para utilizar programas por razones muy especiales (como la suite de Adobe o Autodesk, Matlab, entre otros) o videojuegos, así como para utilizar tecnologías de Microsoft tales como Visual Studio, ActiveX, .Net, entre muchas más.
Linux es mejor para programar en lenguajes “universales” como C, C++, Python, Perl y muchos otros, así como para aprender bastante del funcionamiento de los sistemas operativos y sus herramientas, o aprender de redes, seguridad informática, etcétera. De hecho es buenísima opción para aquellos que estudiamos Ing. en Sistemas o relacionadas por las razones anteriores; es más, puedo asegurar que con Linux se aprende muchísimo de computación.

Después de más de 90 minutos de escribir esto espero que al usuario novato le sirva bastante para escoger entre uno u otro sistema, lo que se verá de acuerdo a sus necesidades: programar, utilizar ciertas aplicaciones de software o simplemente curiosear.

Si aún estás indeciso, siempre tienes la opción de utilizar máquinas virtuales o de poder instalar Windows y Linux en la misma computadora.

Y tu amigo lector, ¿cuál sistema operativo piensas que es mejor: Windows o Linux?

Acerca de Eder
Software Engineer, estudiante politécnico del CECyT No. 3 y ESCOM-IPN.

Comentarios